viernes, 25 de octubre de 2013

Pueblos Originarios

Los chicos de 4° A junto con la seño Marlene Bravo invitaron a los alumnos de 3° B y a su seño Cristina Turro a presenciar una clase abierta sobre los primeros habitantes de América. Cada grupo expuso una cultura distinta.
A continuación podrán ver sus presentaciones y fotos de la excelente clase brindada por los chicos.



jueves, 24 de octubre de 2013

Ciudad de los Niños

El día 16/10/13 los alumnos de 4° A y B con sus seños Malene Bravo y Maricel Jacob fuimos de excursión a la Ciudad de los Niños de La Plata, donde conocimos la granja, el palacio de justicia e hicimos un juego de roles (periodistas, juez, acusado, fiscal, abogado defensor, oficial de justicia y secretario).
Nos encantó y nos divertimos mucho.


lunes, 21 de octubre de 2013

Festejamos la llegada de la Primavera

Los chicos de 4°A junto con la seño Marlene Bravo le dimos la bienvenida a la primavera disfrazándonos y nos divertimos mucho eligiendo a la reina Candela Estaras y al Rey Daniel Vazquez.

Tango

Los chicos de 4°A nos estamos preparando para el cumple de la escuela. Los días martes realizamos un taller de tango dirigido por la seño Liliana.

Aprender cocinando

Los chicos de 4°A utilizando las unidades de medida y de peso realizamos unas sabrosas pizzas y luego las fraccionamos para poder degustarlas. ¡Gracias seño Marlene Bravo por enseñarnos y traer su horno eléctrico!

Leyendas

Los chicos de 4°A junto a la seño Marlene Bravo leímos varias leyendas, entre ellas la del Pombero:

Pombero es un duende antropomorfo, un hombre, feo, más bien bajo, fornido, retacón, moreno, con manos y pies velludos, cuyas pisadas no se sienten, talvez un indio Guaikurú. Lo describen también andrajoso, cubierto con sombrero de paja y con una bolsa al hombro (confusión con Kari-Vosá). Habita en el bosque o en casas o rozados abandonados, en taperas. Anda de noche, viajando por todas partes.
Tiene habilidades tales como mimetizarse con facilidad, hacerse invisible cuando quiere y hacerse sentir por un toque, con sus manos velludas, que producen pirî (escalofrío); puede deslizarse por los espacios más estrechos, pasar por el ojo de una cerradura, correr de cuatro patas, imitar el canto de las aves, especialmente las nocturnas, el silbido de los hombres y de las víboras, el grito de animales, aullidos, el piar de los pollitos, etc. Lo describen, también, como ventrílocuo.
Tiene ocurrencias y es travieso; suelta los animales del corral o dispersa tropas o manadas de animales salvajes o domésticos; roba tabaco del perchel, desparrama el maíz amontonado y el popî (mandioca mondada), roba miel, gallinas, huevos, echa del caballo al jinete andante, asusta a la cabalgadura.
Es sensual. Despierta a las mujeres con el suave roce o caricia de sus manos velludas, especialmente a las que duerman afuera en las noches de verano. A veces las posee, y se cuenta de mujeres embarazadas por el Pombero, cuyo hijo nace muy parecido a éste. Se cuenta, también, de jóvenes raptadas por Pombero, que después de saciarse en ellas, las deja sueltas, a veces embarazadas.
Para granjearse su amistad o simpatía, su buena voluntad, hay que hacerle regalos. La gente suele dejarle un poco de tabaco, miel u otras ofrendas, como una botella de caña, etc., en lugar accesible, en un sobrado, sobre algún apyka (banco o silleta), en el okupe (atrás de la casa), cerca del rancho, pronunciando una corta oración, rogándole no cometa más fechorías. Ganando su simpatía, el Pombero cuida de la casa del que le regaló, de sus animales, de sus cosas y hasta se dice que retribuye atenciones, apareciendo en la casa frutas, huevos, etc.

Si se habla mal de él o no se le hace regalos puede vengarse persiguiendo a las moradores de la casa; asusta al que habla mal de él o mediante un simple toque le deja con ataques o mudo (ñe'engu) o zonzo (tavy) o tembleque (marachachâ). Nuestra gente [gram: la gente paraguaya] se guarda muy bien de pronunciar el nombre del Pombero, particularmente en las reuniones nocturnas, y a él se refieren como Karai-pyhare, "el señor de la noche", porque puede aparecer cuando se lo nombra, como acudiendo a un llamado.

Y creamos nuestras propias leyendas, compartimos la que realizó Maximiliano Duarte, llamada "LA LEYENDA DEL POMBIZÓN"

Se dice que el séptimo hijo varón recibe una maldición. Que en las noches de luna llena se convierte en un animal peludo y horrible en forma de perro gigante llamado Lobizón. 
Un día un duendecillo iba caminando con su silbido, después aparecía un chico con su perro .El duende llamado pombero se convirtió en un árbol. El perro ladraba donde estaba el Pomberito.
  El chico sabía que los perros pueden ver a ese ser mitológico aunque se haga invisible .
Entonces en niño salió corriendo hacia la inmensidad de la noche con luna llena y se convirtió en Lobizón, pero como había estado en contacto con el pombero  también adquirió algunas características de El…
Entonces desde ese momento  se creo otro ser mitológico “el Pombizon”.  Solo lleva a los chicos que se portan mal  y los hace perder en el monte por varios días.

jueves, 10 de octubre de 2013

Video cuento

Los chicos de 2°B se divirtieron mucho leyendo y grabando el audio de un cuento, como así también dibujando sus imágenes, para luego unir todo para armar el siguiente video con efectos visuales. ¡¡¡Esperamos que les guste, tanto como a nosotros hacerlo!!!

Hace clic AQUI  para verlo.